Medio centenar de ciudades se han sumado ya a la convocatoria global del 15 de octubre

(Per: M. G. FRANCO, T. MUÑOZ Y JACOBO RIVERO)

“United for global change” es el lema de la protesta transnacional del 15 de octubre. Redes de todo el planeta preparan la cita con diferentes intensidades.

Las declaraciones del supuesto broker Alessio Rastani pueden hacer más por la convocatoria del 15-O que todos los gru pos de Facebook juntos. Consultado en directo por la BBC el 26 de septiembre, su frase “Los gobiernos no dirigen el mundo. Goldman Sachs dirige el mundo” podría encajar en los 140 caracteres de Twitter con las que estos días decenas de nodos intentan motivar una nueva jornada de indignación, sólo que esta vez transnacional.

Un blog de The Economist también lo entendía así: “Es una performance impresionante. Si la economía mundial se enfrenta de verdad a una nueva crisis y a una nueva contracción en las próximas semanas”, especulaba el blog en referencia a la actuación de Rastani, “los ciudadanos de los países ricos tendrán toda la razón en cuestionar a las instituciones del capitalismo global”.

Si, tal y como circuló por la red, Rastani es un agente provocador del colectivo de guerrilla de la comunicación The Yes Men, la jugada sería maestra: frente a las cámaras de la BBC habría intervenido un mero busto parlante que personaliza el poder y la avaricia de “los mercados”. Una convocatoria en regla del 15 de octubre, sin mencionar fecha ni manifestación alguna, y por eso mismo mucho más efectiva que cualquier proclama.

Lo más probable, tal y como aventuraba el periodista Íñigo Sáenz de Ugarte, es que el joven sólo sea lo que aparenta ser, un intermediario freelance en la city londinense, de origen hindú o paquistaní, que con su apocalíptica intervención busca “una buena publicidad para conseguir contratos de asesoramiento”. El efecto no cambia: las cámaras de la BBC dejaban fuera de campo las voces escandalizadas de los entrevistadores, que se corresponden con el escándalo (¿la indignación?) con que esas mismas imágenes han sido recibidas en todo el mundo.

En ese fuera de campo se juega la difusión de la jornada del protesta del 15 de octubre, que con el lema “United for global change” (Unidos por el cambio global) está ya convocada en una cincuentena de ciudades de todo el planeta. Ya se ha dicho en estas páginas: la del 15-O es casi tan vieja como la convocatoria del 15 de mayo, y la fórmula de la convocatoria es idéntica. Pero, lejos de pronunciarse con la voz monocorde de los comunicados públicos de la red Anonymous, cada plaza tiene su propio acento. En el Estado español, de donde parte la convocatoria, ya se han hecho públicas los eventos en 13 ciudades distintas.

Llegir l’article sencer a Periódico Diagonal


Advertisements